English French German Spain Italian Dutch Russian Portuguese Japanese Korean Arabic Chinese Simplified

martes, 22 de enero de 2013

SSPX.ORG: MONSEÑOR FELLAY ACLARA.






El Cardenal Antonio Cañizares, el prefecto de la Congregación para el Culto Divino y la disciplina de los Sacramentos, declaró a la prensa el 15 de enero:

"En una ocasión vino a verme entre otros, Mons. (Bernard) Fellay, que preside a los de la Hermandad de San Pío X y me dijo, ‘venimos de una abadía que queda junto a Florencia. Si Mons. Lefebvre hubiese conocido como se celebraba allí, no hubiese dado el paso que dio’. Ese misal que se celebraba allí es el Misal de Pablo VI en su realidad más estricta".1

Monseñor Fellay amablemente ha dado a SSPX.org la aclaración de lo que dijo realmente y el contexto de sus palabras referente al Novus Ordo Missae.

MONSEÑOR FELLAY ACLARA:

Muy comúnmente en tales circunstancias, una frase ha sido mal interpretada: Yo le estaba describiendo al Cardenal Cañozares (esto fue hace unos cinco o seis años) que los abusos en la liturgia causaron una fuerte reacción entre nosotros. Y actualmente este sigue siendo el caso, en el sentido que los abusos y sacrilegios en la liturgia sagrada han ayudado a los fieles e incluso a los sacerdotes entender rápidamente y completamente los defectos profundos y el peligro del Novus Ordo –porque hay un vínculo entre la Nueva Misa y los abusos. Los abusos han ayudado a probar que nuestra posición es la correcta: esto es, la Nueva Misa no es buena en sí misma.
Dicho esto, desde el principio y antes de que los abusos se dieran, Monseñor Lefebvre ya se había rehusado a celebrar el Novus Ordo Missae. Porque las serias omisiones y la entera reforma (conciliar), hacha con espíritu ecuménico, le da un sabor protestante. La nueva misa pone en peligro la Fe Católica y los numerosos ejemplos de fieles y sacerdotes que han perdido la fe como consecuencia directa con la celebración del Novus Ordo son muy evidentes. Sin embargo, por un tiempe –hasta que esos efectos nocivos fueron claramente reconcidos- Monseñor Lefebvre no prohibió estrictamente la asistencia a la Nueva Misa. Fue solamente después de algunos años que él prohibió a los seminaristas ir a la nueva misa durante sus vacaciones.
___________________________________________
1 Como reportó “Rome Reports”, el 16 de enero de 2013 en un artículo titulado: “Cardenal Cañizares: La reforma más urgente es la formación litúrgica”


Comentario de SYLLABUS:
Si se lee con cuidado la "aclaración" de Mons. Fellay, se observa que éste realmente no aclara nada acerca de si dijo o no al Card. Cañizares la frase en cuestión. Llama la atención, además, y resulta sospechoso el hecho de que mencione que Mons. Lefebvre autorizó la asistencia a la misa nueva en los comienzos, y que califique a ésta de "no buena", moderando sus palabras de hace pocos días: "La misa nueva es mala (o maligna)". (Fidelis)