English French German Spain Italian Dutch Russian Portuguese Japanese Korean Arabic Chinese Simplified

viernes, 2 de marzo de 2018

SERVILISMO EN LA NEO-FSSPX


El viernes pasado, 23 de febrero de 2018, el Obispo ultra-liberal Foys, de la diócesis de Covington, KY, visitó la capilla/escuela Nuestra Señora de la Asunción perteneciente a la FSSPX. Recorrió los edificios de la escuela secundaria y primaria, así como la capilla, y almorzó con el prior, P. Musha, y algunos otros oficiales de la escuela.  Cuando visitó el edificio de la escuela primaria, grados K-7, fue recibido con los himnos católicos cantados por los niños.
Muchos padres se enteraron de esta visita sólo la noche anterior, y algunos padres mantuvieron a sus hijos en casa para no ir a la escuela ese día.  Un feligrés me dijo que envió un mensaje de texto al P. Musha y le preguntó qué estaba pasando. El Padre le dijo (parafraseando): “Mons. Foys pidió una visita y como es nuestro obispo, no quisimos decir que no. El Padre se ofreció a reunirse y discutir este evento en persona con el feligrés, pero el Padre no ha respondido a los intentos de programar esta reunión.
Este feligrés también me dijo que el año pasado, cuando el P. Wegner estaba en la ciudad, visitó, acompañado del P. Musha la oficina del obispo para saludarlo.
---------------------------
La escuela tiene más de 200 niños y la parroquia tiene alrededor de 400-500 personas en total - una capilla muy grande y en rápido crecimiento. Pienso también que es una forma de guerra psicológica, para condicionar a los laicos a aceptar lentamente la realidad futura de estar bajo el obispo local.  Estoy seguro de que este no es un incidente aislado y que ha ocurrido en otras capillas del país.
---------------------------
He aquí un resumen de las "proezas" de este ultraliberal obispo Foys:
1. El grupo "Derecho a la Vida" de KY del Norte es uno de los más conservadores y activos de KY.  Hay tantos católicos en el área del norte de KY y Cincinnati que este grupo del "derecho a la vida" a menudo afecta a muchas carreras políticas y ha hecho muchísimo bien. Mons. Foys le ha dicho a su diócesis que corte lazos con este grupo porque no son "colaborativos" con puntos de vista opuestos.
http://www.wave3.com/story/5588139/diocese-bars-area-right-to-life-group-from-churches?clienttype=printable

2.  El obispo Foys rechazó la publicación de un anuncio en el periódico diocesano para una marcha pública del rosario en honor de Nuestra Señora de Fátima, organizada por los tradicionalistas de la zona.

3.  La diócesis de Covington tiene una comunidad homosexual muy activa, apoyada por el Obispo.
Carta de Mons. Foys sobre la FSSPX (2013):
A los fieles de la Diócesis de Covington,
 Se ha establecido dentro de la jurisdicción de la Diócesis de Covington, específicamente en Walton, Kentucky, una iglesia cuyo nombre es Iglesia Nuestra Señora de la Asunción. Esta entidad es una capilla de la Fraternidad San Pío X. La iglesia y la Fraternidad que la patrocina han creado mucha confusión y malentendidos en la Diócesis de Covington. Personalmente me han hecho muchas preguntas sobre ambos. Por lo tanto, es necesario y me corresponde a mí aclarar la situación para los fieles de la Diócesis de Covington para evitar una mayor confusión.
La Fraternidad de San Pío X fue formada después del Concilio Vaticano II por el Arzobispo Marcel Lefebvre. El 30 de junio de 1988 procedió a consagrar obispos para la Fraternidad de San Pío X contra la voluntad de Su Santidad el Papa Juan Pablo II. El arzobispo Lefebvre y los cuatro hombres consagrados obispos para la Fraternidad de San Pío X fueron excomulgados.
Nuestro Santo Padre emérito Benedicto XVI, levantó esa excomunión durante su pontificado. Cuando lo hizo, declaró: "Evidentemente, las cuestiones doctrinales permanecen, y hasta que no sean aclaradas, la Fraternidad no tiene ningún estatus canónico en la Iglesia y sus ministros no pueden legítimamente ejercer ningún ministerio".
Concretamente, esto significa que los sacerdotes de la Fraternidad San Pío X están suspendidos (cf. Código de Derecho Canónico, can. 265). Los Sacramentos de la Penitencia (Confesión) y del Matrimonio, administrados por los sacerdotes de la Fraternidad San Pío X, son inválidos (cf. Código de Derecho Canónico, can. 966 y can. 1108 y 1109). Desafortunadamente, algunos creyeron y otros fueron llevados a creer que cuando la excomunión de los cuatro obispos de la Fraternidad San Pío X fue levantada, la Fraternidad San Pío X se reconcilió con la Iglesia Católica Romana. Este no es ni ha sido nunca el caso.
Es moralmente ilícito (ilegal) que los fieles participen en las Misas de la Fraternidad San Pío X, a menos que se les impida legítimamente participar en una Misa celebrada por un sacerdote católico en buena posición en la Iglesia (cf. Código de Derecho Canónico, canon 844.2). El hecho de no poder asistir a la celebración de la Misa "Tridentina" no se considera motivo suficiente para asistir a las Misas ofrecidas por los sacerdotes de la Fraternidad San Pío X. La participación en tales Misas y en la administración de los sacramentos en las capillas de la Fraternidad San Pío X puede, a lo largo del tiempo, conducir a un hábito cismático de pensamiento y de corazón a medida que uno se va impregnando lentamente de una mentalidad que separa del Magisterio de la Santa Iglesia Católica Romana.
Aquellos fieles que deseen el Santo Sacrificio de la Misa según la forma extraordinaria (misa "tridentina"), pueden encontrar estas Misas válidas y lícitas que se celebran en la Iglesia de Todos los Santos en Walton, KY, todos los domingos a las 9:15 a.m. y cada primer sábado a las 9:15 a.m. Las Misas según la Forma Extraordinaria también se celebran diariamente en la Iglesia de San Bernardo en Dayton, KY a las 6:30 a. m. y los domingos a las 8:00 a. m.
Las cuestiones doctrinales que quedan sin resolver entre la Iglesia Católica Romana y la Fraternidad San Pío X no son insignificantes. Una Comisión Pontificia especial, Ecclesia Dei, bajo los auspicios de la Congregación para la Doctrina de la Fe, continúa trabajando para lograr la necesaria resolución.
Hasta que eso se logre, la falta de plena comunión de la Fraternidad San Pío X con la Iglesia Católica Romana y nuestro Santo Padre el Papa, continúa hiriendo la unidad con la que nuestro Señor y Salvador Jesucristo dotó a Su cuerpo místico, la Iglesia. Por lo tanto, oremos todos por la Iglesia para que su unidad sea sanada para la gloria de Dios y la salvación de las almas.
Dado en la Cancillería de la Diócesis de Covington el 23 de mayo del año 2013, Año de Nuestro Señor.

Reverendísimo Roger J. Foys, D.D.
Obispo de Covington