English French German Spain Italian Dutch Russian Portuguese Japanese Korean Arabic Chinese Simplified

sábado, 13 de mayo de 2017

FRANCISCO: "TENGO BUENAS RELACIONES CON MONS. FELLAY"

Interrogado por La Croix sobre el estado de las relaciones con la FSSPX, mientras algunos imaginaban posible un anuncio este 13 de mayo en razón de la gran devoción de los fieles lefebvristas por Nuestra Señora de Fátima, el papa Francisco subrayó que si “las relaciones actuales son fraternales”, la hora no ha llegado para un acuerdo.

Hace unos días, la Congregación para la doctrina de la fe estudió un documento, reveló Francisco. Pero todavía no me llega ese documento. Lo estudiaré.
Recordando los gestos que hizo estos últimos meses, como el permiso a los sacerdotes de la FSSPX de cofesar válidamente, así como “una forma de jurisdicción para los matrimonios”, el papa subrayó: “las relaciones actuales son fraternales”.
Él confirmó además que, desde hace varios años, la FSSPX se refiere a Roma para las cuestiones de reducción al estado laico o de abusos sexuales, gestión sobre la cual ésta ha sido criticada.
“Con Mons. Fellay tengo buenas relaciones. [y también con los judíos, los masones, los sodomitas, los marxistas, etc. ¡Es una tremenda vergüenza para la FSSPX que Francisco el demoledor pueda decir tal cosa de un supuesto sucesor de Mons. Lefebvre! Comentario de NP] Hemos hablado algunas veces", afirmó, “yo no quiero forzar las cosas: caminar, caminar, caminar, luego se verá”.
Para Francisco, sin embargo, este acto de reconciliación no debe dar lugar a manifestaciones de triunfalismo: “yo descartaría toda forma de triunfalismo. Completamente, afirmó. “Para mí no es un problema de ganadores o perdedores, sino de hermanos que deben caminar juntos buscando la fórmula para dar pasos adelante”.





TRANSCRIPCIÓN:
“Yo descartaría toda forma de triunfalismo. Completamente. 
Hace unos días, en la Feria IV de la Congregación para la doctrina de la fe, el congreso, que se llama Feria IV porque se reúne el IV miércoles del mes, ha estudiado un documento. El documento todavía no me llega. 
Segundo: las relaciones actuales son fraternales. El año pasado les he dado el permiso para la confesión a todos ellos y también una forma de jurisdicción para los matrimonios. 
Pero ya antes, los problemas, como por ejemplo los que debían ser resueltos por la doctrina de la fe, la doctrina de la fe los trataba, como por ejemplo, abusos: los casos de abusos entre ellos nos los referían. También para la Penitenciaría, también la reducción al estado laico de un sacerdote. 
Son relaciones fraternales. Con Mons. Fellay tengo una buena relación. Hemos hablado varias veces. 
A mí no me gusta forzar las cosas. Caminar, caminar, caminar, después se verá. 
Para mí no es un problema de ganadores o perdedores, no, sino un problema de hermanos que debemos caminar juntos, buscando la fórmula de dar pasos adelante".