English French German Spain Italian Dutch Russian Portuguese Japanese Korean Arabic Chinese Simplified

martes, 20 de octubre de 2015

UN ENCUENTRO ENTRE TRADILIBERALES


Monseñor Fellay recibió en Menzingen al Presidente internacional de Una Voce, James Bogel, y a Michael Matt, editor de The Remnant.

Michael Matt es uno de los “apóstoles” de la unión de los “tradicionalistas” de todas las tendencias (liberales y antiliberales, esto es, agua y aceite) para luchar contra el actual Sínodo y los graves problemas que atraviesa la Iglesia. Así es como en un video reciente, Matt aboga por la unión de la FSSPX con la FSSP. En el mismo video, Matt promociona las “Conferencias de Identidad Católica”, organizadas por miembros de comunidades "tradiliberales". Tiempo después de eso se informó que en dichas conferencias participó como ponente un sacerdote de la FSSPX. ¿Será que Matt tiene una agenda con Mons. Fellay para preparar los espíritus para el “reconocimiento” de la FSSPX por Francisco y la unión de ésta con las comunidades Ecclesia Dei a quienes Mons. Lefebvre llamaba traidoras?

En un artículo sobre la visita que realizó a Menzingen, Michael Matt “canoniza” a Monseñor Fellay y nos entrega las siguientes informaciones interesantes:

"Tocamos brevemente algunos temas, y no creo estar revelando ningún secreto cuando escribo que Mons. Fellay parece tan perplejo por el Papa Francisco como todos nosotros lo estamos, aunque observó la ironía de que Francisco es menos antagonista respecto a la Fraternidad que lo que los amigos y enemigos puedan darse cuenta. Siendo un verdadero liberal, el papa está dispuesto a abrazar a todos, incluso a la FSSPX".

"¿Qué puedo hacer para ayudarlo en su trabajo, Excelencia? Ayúdenos a hacer que la gente comprenda que no estamos en cisma. La Iglesia es nuestra, es nuestro castillo, es nuestro hogar. No la dejaremos, No podemos dejarla nunca".

"Pero ¿quién soy yo? Un laico con el punto de vista de un laico. Porque por otro lado, ¿qué pasa si 600 sacerdotes y un millón de fieles tradicionalistas 
[es ciertamente falso que la FSSPX tenga un millón de fieles. Nota del blog] fueran liberados  del cargo de cisma y se les diera un estatus oficial que podría socavar completamente la fachada Neo-Católica entera? Una proposición tentadora, seguro."

Lo único que importa es lo que Mons. Fellay hará cuando llegue el tiempo. La Misa en latín ha regresado en casi todos las ciudades del mundo. La Fraternidad San Pedro está progresando. Y gracias al extraño pontificado del Papa Francisco, incluso los neo-católicos se están despertando sobre las miríadas de problemas en la Iglesia y el Vaticano II. Si la FSPX fuera regularizada mañana, piensen en lo que significaría que el mundo Católico estuviera finalmente listo para escuchar los argumentos planteados hace tanto tiempo por Mons. Lefebvre”.

Dejé Menzingen convencido que tenía que hacer todo lo que esté en mi poder para ayudar a la gente a entender que Mons. Fellay, un hombre manifiestamente santo, está en gran medida a solas con una decisión monumental en sus manos -decisión que va a cambiar la historia de un modo u otro. Incluso Michael Davies solía decir que a pesar de que la Fraternidad San Pío X no cayó en el cisma en 1988, es cierto que su limbo canónico irregular no puede continuar para siempre, pues una mentalidad cismática empezará a surgir en las generaciones futuras”.