English French German Spain Italian Dutch Russian Portuguese Japanese Korean Arabic Chinese Simplified

viernes, 2 de octubre de 2015

COBARDES Y TRAIDORES

Kim Davis


El P. Lombardi aclara que el encuentro del Papa con Kim Davis no es una forma de apoyo pleno a su causa


El P. Lombardi, director de la Oficina de Prensa de la Santa Sede, ha hecho público un comunicado por el que se asegura que la reunión personal entre el papa Francisco y Kim Davis, la mujer que fue a prisión durante varios días por negarse a procesar expedientes de «matrimonios» homosexuales, no sebe entenderse como una forma de apoyo pleno a su posición.


(InfoCatólica) Texto del comunicado del P. Lombardi:

La breve reunión entre la señora Kim Davis y Francisco en la Nunciatura Apostólica en Washington, DC ha seguido provocando comentarios y debate. Con el fin de contribuir a una comprensión objetiva de lo que ocurrió, quiero aclarar los siguientes puntos:
Francisco se reunió con varias decenas de personas que habían sido invitadas por la Nunciatura para saludarlo cuando se disponía a salir de Washington para la ciudad de Nueva York. Tales saludos breves se producen en todas las visitas papales y se deben a la amabilidad y disponibilidad característica del Papa. La única verdadera audiencia concedida por el Papa en la Nunciatura fue con algunos de sus antiguos alumnos y su familia.
El Papa no entró en detalles sobre la situación de la señora Davis y su encuentro con ella no debe ser considerado como una forma de apoyo a su posición en todos sus aspectos particulares y complejos.


 
Kim Davis: foto en su detención.

Nota del blog: la señora Davis es protestante. No obstante, con su brillante acción en contra del "matrimonio" sodomita, ella se ha comportado como verdadera católica. Considerando las circunstancias, la Santa Sede tenía la grave obligación de apoyar la acción de la señora Davis, en lugar de hacer esta declaración que no es católica por cobarde y traidora; perdiendo -de paso- una preciosa oportunidad para convertir a un alma valiente a la religión verdadera.