English French German Spain Italian Dutch Russian Portuguese Japanese Korean Arabic Chinese Simplified

viernes, 8 de agosto de 2014

¿ESTÁ VACANTE LA SEDE?.- POR EL R.P. DOMINIQUE BOULET.- PARTE 2

Traducción de Alejandro Villarreal.



1. Exposición.
Permítanme citar primero a un autor sedevacantista:
El Sedevacantismo es la posición teológica de aquellos católicos tradicionalistas o tradicionales quienes ciertamente creen más en el papado, la infalibilidad papal y la primacía del Romano Pontífice, y aún así, no reconocen a Juan Pablo II como legítimo sucesor de San Pedro, en su primacía. En otras palabras, ellos no reconocen a Juan Pablo II como verdadero papa. La palabra Sedevacantismo está compuesta por dos palabras latinas que juntas significan “la Silla está vacante o desocupada” [1].
El Sedevacantismo parece ser entonces la posición teológica o la teoría que sostienen algunos católicos tradicionalistas quienes piensan que los papas más recientes, los papas del Concilio Vaticano II, perdieron su autoridad pontificia por causa de graves herejías que han estado promoviendo junto con la crisis que las acompaña.
1.1. Argumentos teológicos del Sedevacantismo:
Consiste en sostener que un hereje no puede ser cabeza de la Iglesia, y como Juan Pablo II es un hereje entonces no puede ser verdadero Papa. Un famoso sedevacantista, el Hermano Michael Diamond, O. S. B., del ‘Monasterio de la Sagrada Familia’ en Nueva York (Most Holy Family Monastery), elaboró una lista que tituló ‘202 herejías del Vaticano II’ así como las ‘101 herejías de Juan Pablo II’. Por cierto, el Hno. Michael Diamond considera herejes a la FSSPX, a la FSSPV y a la CMRI (Congregatio Mariae Reginae Immaculatae) debido a que estos grupos creen en el bautismo de deseo, el cual, según él, en una negación del dogma ‘fuera de la Iglesia no hay salvación’. El Hno. Michael Diamond es bien conocido por sus declaraciones radicales en numerosos temas, hasta el punto de atribuirse una autoridad casi magisterial por la cual piensa que es capaz de realizar afirmaciones infalibles, libres de error, y que todos los demás están mal. Básicamente, él actúa como un papa.
1.2. Argumento canónico del Sedevacantismo:
Se considera que las leyes de la Iglesia invalidan la elección de un hereje, y como el Cardenal Wojtyla fue un hereje al tiempo de su elección entonces no puede ser papa. Los sedevacantistas citan la bula papal Cum Ex Apostolatus del Papa Pablo IV, la cual dice que si alguien siendo hereje antes de haber sido electo Papa, no puede ser un papa válido, incluso si es elegido unánimemente por los cardenales. También basan su argumentación en el Código de Derecho Canónico, Can. 188 #4:


“Cualquier oficio se torna vacante ipso facto y sin ninguna declaración de renuncia explícita reconocida por la ley si un clérigo… 4: públicamente abandona la fe católica.”
Any office becomes vacant ipso facto and without any declaration by tacit resignation recognized by the law itself if a cleric…4: publicly defects from the Catholic faith.

(sigue)