English French German Spain Italian Dutch Russian Portuguese Japanese Korean Arabic Chinese Simplified

sábado, 9 de agosto de 2014

PRECISIÓN RESPECTO A LA CASA NUESTRA SEÑORA DE MONTGARDIN




El Padre Laurençon envió recientemente una carta a los amigos y benefactores para presentar la Casa Nuestra Señora, fundada en 2011 en Montgardin.

Él sostiene que se trata "de una casa más contemplativa, según la expresión de nuestro venerable fundador que expresó el deseo de tal institución".

La realidad es completamente diferente. La Casa Nuestra Señora de Montgardin es antes que nada, una prisión eclesiástica. Y si nuestro fundador habló de una casa “más contemplativa”, jamás expresó un deseo de un futuro centro penitenciario en la FSSPX.

En esta casa residen tres clases de sacerdotes:

- Los carceleros.

- Los delincuentes. Es respecto a ellos que el Padre Laurençon escribe: “nuestra casa está destinada también a recibir a los sacerdotes residentes, a veces por un tiempo bastante largo por razones diversas. […] ellos no están desempleados pero” no hacen más que “trabajos de escritura” sin ningún ministerio. En este sentido, el Padre Laurençon tiene razón de escribir algunos párrafos más abajo: “consideramos como providencial nuestra proximidad” con el santuario de Nuestra Señora de Laus, donde Nuestra Señora es “especialmente invocada bajo la advocación de “refugio de pecadores”.

Oremos por unos y otros y conservemos en la memoria la advertencia de San Pablo : “El que cree estar de pie, cuide de no caer…

- Las víctimas de la arbitrariedad de Monseñor Fellay que sufren allí una pena injusta. Denunciar, por ejemplo, públicamente las maniobras de Menzingen, los conduce allí infaliblemente…

Además, si en privado el Padre Laurençon confiesa no apreciar su nominación como prior de esa prisión, en público se creyó obligado a escribir: “Estamos muy agradecidos con nuestros superiores por haber decidido establecernos en las condiciones ideales para la vida de retiro y oración que nosotros llevaremos a cabo”.

Estas son las sutilezas principales de esta comunicación de la Fraternidad Sacerdotal San Pio X respecto a la casa de Montgardin.