English French German Spain Italian Dutch Russian Portuguese Japanese Korean Arabic Chinese Simplified

domingo, 2 de junio de 2013

“TUDO BEM” PARA LOS LÍNEA MEDIA. ¿MENSAJE PARA MONS. FELLAY?

SYLLABUS

El señor Paco Pepe, que se dice amante del “modo extraordinario de la misa” y “tradicionalista”, vierte complacido en su blog   La cigüeña de la torre lo siguiente:


Gesto del Papa Francisco tranquilizador para los amantes de la misa tradicional




Parece que se van disipando las preocupaciones.
  
El Papa Francisco es un Papa de gestos. Y acaba de hacer otro tranquilizador para los seguidores de la misa tradicional. No desvelo ningún secreto al decir que los amantes del modo extraordinario del rito latino no las tenían todas consigo sobre cual sería la actitud del nuevo Papa ante una celebración que ha atravesado por mil dificultades. Y más viendo que al Papa no le gusta la espectacularidad de la liturgia. Sus misas son devotas y recogidas pero mucho más cercanas a la sencillez que al esplendor.

Hace unos días respiraron aliviados los tradicionalistas con una información según la cual el Papa habría dicho a algunos obispos italianos que no pensaba introducir restricción alguna al motu proprio de Benedicto XVI. Y es de ayer otro gesto en el mismo sentido. Monseñor Areas Rifan es el obispo de la Administración Apostólica San Juan María Vianney que vino a resolver en Brasil la anómala situación canónica de los seguidores del obispo Castro Mayer, excomulgado con monseñor Lefebvre por la ordenación sin mandato apostólico de cuatro obispos.

Pues monseñor Arêas Rifan acaba de ser invitado por el Papa Francisco a concelebrar con él su misa en Santa Marta en una distinción verdaderamente notable. Y que el Papa sabía perfectamente que iba a ser notada.

Acción Litúrgica publica además la fotografía del saludo del Papa al obispo brasileño que parece de señalada cordialidad.


 PASO A PASO...




 ¿?