English French German Spain Italian Dutch Russian Portuguese Japanese Korean Arabic Chinese Simplified

sábado, 29 de junio de 2013

MONSEÑOR MÜLLER: ROMA SIGUE ESPERANDO LA RESPUESTA OFICIAL DE LA FSSPX.-




El blog de la Asociación Pro Liturgia de Denis Crouan, publicó hoy la traducción de un artículo de Kathnet que entrevista a Monseñor Gerhard Müller, prefecto de la Congregación para la doctrina de la Fe el 26 de junio pasado, entrevista otorgada a varias revistas diocesanas alemanas sobre cuestiones doctrinales actuales. Este es el pasaje que trata de la FSSPX:


En la batalla doctrinal que opone al Vaticano con la FSSPX, Monseñor Müller estima que la pelota está ahora en el campo de los tradicionalistas. Hace más de un año que Roma le propuso a los responsables de la FSSPX un documento que permitiría aclarar cierto número de puntos doctrinales: todavía se espera la respuesta oficial por parte de la Fraternidad. Monseñor Müller subrayó que este documento se dirige a la Fraternidad en su conjunto y que le corresponde como tal aceptar este documento cuyo contenido retoma nociones esenciales de la fe católica. Sin embargo, independientemente de este asunto, cada sacerdote es totalmente libre, a título personal, de regresar a la plena comunión con la Iglesia católica con el papa y los obispos. Además, agregó Monseñor Müller, el papa Benedicto XVI (2005-2013) quien, desde hace 25 años quiso hacer avanzar las discusiones con los tradicionalistas, afirmó claramente que quedan puntos esenciales para aclarar, y que hasta entonces los miembros de la Fraternidad permanecerán en espera de la plena comunión con la Iglesia, y que los sacerdotes y los obispos no podrán ejercer su misión de manera legítima. Estos largos años de discusiones dieron como resultado un documento sintético conocido bajo el nombre de “Preámbulo dogmático”.


En otro artículo, el blog citado por Riposte catholique, nos señala:


“Agreguemos que el mismo día del aniversario de las ordenaciones, el domingo 20 de junio, Monseñor Fellay celebrará una misa en Baviera, en Zaitzkofen. La víspera de ese día, procederá a la ordenación de nueve jóvenes sacerdotes de la Fraternidad. Y esto, a pesar de la petición expresa de Benedicto XVI de aplazar toda ordenación en tanto que las discusiones no hayan tenido como resultado una feliz conclusión.