English French German Spain Italian Dutch Russian Portuguese Japanese Korean Arabic Chinese Simplified

sábado, 22 de junio de 2013

COMENTARIO ELEISON N° CCCX (310).- 22 DE JUNIO DE 2013


  
HORRIBLE CAIDA -- II

“Horror” puede parecer una palabra demasiado fuerte para describir el cambio de dirección dentro de la Fraternidad San Pío X, el cual finalmente se clarificó hace un año. Sin embargo, si el Infierno es horrible; si sin la Fe uno no puede evitarlo; si la Fe se puso en grave peligro en una Iglesia inhabilitada por el Vaticano II, pero una fortaleza de la fe verdadera fue milagrosamente establecida dentro de la Iglesia inhabilitada; y, finalmente, si esa fortaleza está ahora también siendo inhabilitada, entonces “horror” puede no ser una palabra demasiado fuerte.

La FSPX no ha caído completamente aún, pero ha caído un largo trecho y puede caer todo el trecho. El liderazgo que durante los últimos 15 años ha promovido diestramente esa caída, todavía está en el poder. Le siguió al Arzobispo Lefebvre mientras él vivió, pero nunca comprendió, o eligió cesar de comprender, la razón por la cual él fundó la Fraternidad en primer lugar, es decir para resistir a la caída libre de los oficiales de la Iglesia Conciliar al buscar alinear la Iglesia con el encantador pero corrupto mundo moderno. Tan pronto como el Arzobispo ya no estaba más, estos líderes fueron pronto re-poseídos por el encanto, gracias a GREC y otros liberales.

Ahora mismo están arrastrando hacia abajo con ellos a un número de sacerdotes más ancianos de la FSPX y están deformando a los más jóvenes. En cuanto a los sacerdotes más ancianos, exactamente como después del Vaticano II, aquellos formados bajo el Arzobispo pueden estar atormentados a causa de la Neofraternidad encorvándolos fuera de su buena formación, a menos que, y hasta que, tomen la decisión de ir con la corriente, pero desde entonces su conciencia tiene que ser anestesiada. En cuanto a los sacerdotes más jóvenes, exactamente como después del Vaticano II, habiendo sido normalmente malformados según la nueva dirección, solamente por sí mismos pueden ellos encontrar la antigua dirección porque no se les está enseñando de qué se trataba realmente el Arzobispo. En efecto, los seminarios de la FSPX están siendo lentamente transformados en neoseminarios. Se debe tener cuidado en recomendarlos para las vocaciones.

Y, ¿hacia la cima de la FSPX? Aquí está el pensamiento reciente de uno que está cabalmente familiarizado con la posición doctrinal del Arzobispo. Por un largo tiempo fue su defensor, pero debido a que las Discusiones Doctrinales de 2009 a 2011 demostraron que Roma estaba perseverando en su error doctrinal, ahora él también, en el 2013, aprueba el colapso de principio de la Fraternidad, colapso ocurrido en el Capítulo del 2012 cuando la Fraternidad renunció a un acuerdo doctrinal y estableció las condiciones para un acuerdo meramente práctico. Sin embargo, ¡él está contento que, en la práctica el dicho colapso no produjo frutos! Con seguridad esto fue solamente porque los Romanos pensaron que el colapso no estaba aún suficientemente completado, pero aún así él espera que los líderes de la FSPX renueven contactos con el nuevo Papa como si habiendo colapsado a la mitad, no arriesgaran colapsar completamente cuando repten de nuevo a Roma en pos de reconocimiento canónico para la FSPX.

¿Qué le pasó a su mente? Exactamente como a muchos sacerdotes buenos bajo el tiránico Paulo VI después del Vaticano II, él la ha desatado de la divina doctrina y la está dejando ir con la corriente humana. Su conciencia puede no serle fácil, pero probablemente su voluntad está siendo lanzada en preferir el aparente bien de la FSPX al real bien de la Fe, lo cual es incompatible con la sumisión a sus poderosos enemigos. Pronunciando su solidaridad con los líderes de la Fraternidad que quieren tal sumisión, puede ser que él mismo no pierda la fe, pero debido a su nuevo ablandamiento hacia los Romanos apóstatas, él arriesga al menos hacer algo más fácil para un número de otras almas, empezar a perder la verdadera Fe.

En cuanto a los líderes de la FSPX, están enlodados en duplicidad, porque todavía tienen que engañarse a sí mismos y a otros que ellos son fieles a la antigua religión de Dios y de Mons. Lefebvre, cuando que realmente quieren pertenecer a la Iglesia oficial dedicada a la nueva religión del hombre. La pérdida de almas y la duplicidad son un horror doble. ¿Qué puede hacerse?

Kyrie eleison.