English French German Spain Italian Dutch Russian Portuguese Japanese Korean Arabic Chinese Simplified

domingo, 20 de enero de 2019

UN NUEVO OBISPO (CONCILIAR) PARA LA FSSPX

Mons. Huonder y Francisco


"Es evidente que Mons. Huonder no se marcha con espíritu disidente y que el Papa ha apoyado su proyecto. Este anuncio no hace más que corroborar el movimiento de normalización de la Fraternidad San Pío X que se inició hace veinte años y que ahora está casi plenamente aprobado desde que el Papa concedió la jurisdicción sacramental para los sacramentos administrados por la Fraternidad San Pío X en los últimos años."     

Le Salon Beige
Lo anunció a los sacerdotes de su diócesis durante el verano del año pasado: Mons. Vitus Huonder, actual obispo de Chur, tomó la decisión de instalarse al final de su mandato en uno de los centros de la Fraternidad Sacerdotal San Pío X, a saber, en el Instituto de Santa María de Wangs (Suiza), una escuela que conoce muy bien y a la que ha visitado en numerosas ocasiones. 
¿Es esto simbólico? Pues el Capítulo Catedralicio de Chur eligió a Mons. Huonder la víspera del Motu Proprio Summorum Pontificum del 6 de julio de 2007. Su nombramiento fue confirmado por Benedicto XVI al día siguiente. En 2015, Mons. Huonder fue uno de los prelados que participó en las discusiones con la Fraternidad San Pío X, visitando algunos de sus seminarios. Pudo apreciar el papel que esta comunidad jugó en la promoción de la liturgia y el espíritu tradicionales. Dos años más tarde, habiendo alcanzado el límite de edad, presentó su dimisión al Papa Francisco, quien decidió prorrogar su mandato por otros dos años. 
Es evidente que Mons. Huonder no se marcha con espíritu disidente y que el Papa ha apoyado su proyecto. Este anuncio no hace más que corroborar el movimiento de normalización de la Fraternidad San Pío X que se inició hace veinte años y que ahora está casi plenamente aprobado desde que el Papa concedió la jurisdicción sacramental para los sacramentos administrados por la Fraternidad San Pío X en los últimos años. 

¿Sólo rumores? Cita de la entrevista al P. de Jorna, superior del Distrito de Francia de la FSSPX, publicada el 19 de enero de 2019:

Se dice que Mons. Huonder, obispo de Coira, Suiza, amigo de la Fraternidad San Pío X pero también cercano al Papa Francisco, se retirará a una escuela dirigida por la Fraternidad en Suiza, con la aprobación del Papa. Entonces, ¿es posible oficialmente tomar su retiro dentro de la Fraternidad, como en cualquier otra congregación? 
P. de Jorna: Efectivamente, Mons. Huonder ha manifestado bastante este proyecto. Pero sigue todavía a la cabeza de su diócesis. La realización es por lo tanto para el futuro y sólo Dios lo conoce.
¿Cómo alguien puede decirse "amigo de la FSSPX y cercano a Francisco"? Suprimiendo en su vida el principio de contradicción, según acostumbran los liberales. Un hecho esclarecedor: en el 2015, este obispo formuló unas declaraciones correctas sobre la sodomía, pero ante la reacción de los grupos homosexuales, terminó pidiendo disculpas "especialmente a las personas de sensibilidad homosexual" (ver acá)¿Monseñor Lefebvre habría aceptado que un personaje de este perfil se uniera a su congregación? Jamás. Pero la Neo-FSSPX, con tal de lograr la ansiada "regularización", está dispuesta -a juzgar por la respuesta del P. de Jorna- a dejarse infiltrar por "conservadores" (liberales y modernistas moderados) amigos del demoledor Francisco, .

Cita especialmente interesante: "Mons. Huonder no se marcha [a la FSSPX] con espíritu disidente y que el Papa ha apoyado su proyecto". 1) Esto quiere decir, simplemente, que la FSSPX ya no es vista como un grupo disiente respecto de la Roma revolucionaria y apóstata. Gravísimo. 2) Que el papa más escandaloso y más abiertamente liberal y modernista de la historia apruebe la idea, basta y sobra para formarse un juicio acerca de ella.

Para despejar toda duda y por si algún soñador espera que Mons. Huonder abandone el liberalismo para unirse a una Fraternidad en pie de guerra con la Roma liberal, modernista y apóstata -como hace años lo hizo Mons. Lazo- tengase en cuenta que en el prefacio del calendario diocesano 2019, enviado a todos los sacerdotes y agentes de pastoral, Mons. Huonder les recuerda que "todos los caminos conducen a Roma". "Somos católicos cuando estamos atados por el principio visible de la unidad con el sucesor de Pedro, no sólo emocionalmente, sino también y especialmente en la fe.  ...Deseo que nuestra diócesis permanezca siempre unida en la fe, la liturgia y la disciplina como célula viva del organismo que es la Iglesia" (Fuente)