English French German Spain Italian Dutch Russian Portuguese Japanese Korean Arabic Chinese Simplified

lunes, 3 de diciembre de 2018

LOPEZ OBRADOR HA ENTREGADO A MÉXICO AL DEMONIO


El 1º de diciembre, el fatídico presidente Andrés Manuel López Obrador, participó en una ceremonia indígena en donde se le entregó el “bastón de mando” que previamente fue “bendecido” en una ceremonia: Este bastón tiene una serpiente emplumada en la empuñadura. En la sangrienta religión prehispánica, la serpiente emplumada es Quetzalcóatl, un dios-serpiente con plumas de águila, que en realidad es un demonio.



Lo más grave de este evento, es que invocaron y adoraron a la “diosa” Tonantzín o Cuatlicue, diosa Madre, con faldellín de serpientes, que muestra garras de bestia en lugar de manos y pies, con cráneos y corazones descarnados como atributos, similar a las figuraciones tremendas de la Kali hindú. Es insaciable, “monstruo y portento”. La observamos igualmente con la cabeza tronchada y saliendo de su cuello dos serpientes ondulantes que chocan sus hocicos en el centro. Se dice que no era una sola pieza sino cuatro […] y que juntas ornamentaban el gran Teocalli (templo de la hecatombe sangrienta) de los aztecas… (fuente)



Tonantzin o Cuatlicue
Hay que saber que Nuestra Señora de Guadalupe se apareció en México en 1531, en el lugar conocido como cerro del Tepeyac, donde los aztecas adoraban a esa perversa “diosa” llamada Tonantzin o Cuatlicue, y allí estaba ubicado su templo. Este demonio ha de haber sido uno de los principales, para que la Madre de Dios quisiera aplastar su cabeza exactamente en el lugar en que se le rendía culto.
Tonantzin o Cuatlicue era considerada “la madre de los dioses”, y en su pecho lleva el símbolo de la muerte, lo que la convierte en un anti-Corazón Inmaculado.
De acuerdo a las tendencias insanas ahora en boga, se ha dado impulso a llamar a Nuestra Señora Tonantzin-Guadalupe, pero Ella no puede estar unida a un nombre de demonio, ni la Virgen Santísima puede confundirse con éste, como quieren los neopaganos y los sincretistas. Se trata de una maniobra del infierno para enterrar el culto de la verdadera Madre de Dios, Nuestra Madre Santísima de Guadalupe.
Con este acto, el nuevo y fatídico presidente -conocido como AMLO, pero que en realidad es MALO (*)- atrae una maldición sobre la tierra Guadalupana. 

Como nadie se burla de Dios ni de su Madre, aciagos días esperan a México, que, en castigo de sus muchos pecados, ha vuelto a adorar públicamente a los ídolos prehispánicos, espíritus tenebrosos que solamente trajeron sangre, muerte y horror. Que Dios tenga misericordia de nosotros.


VER VIDEO MÁS EXTENSO (24 MIN.):



(*) Andrés Manuel López Obrador, AMLO o "el peje", quien el pasado 1 de julio ganó las elecciones presidenciales de México a la cabeza de su partido MORENA (que juega con el nombre con que los mexicanos llamamos a Nuestra Señora de Guadalupe: "la Morenita"), ha sido tomado por el pueblo ignorante como una especie de “mesías”. Seguramente masón, es de ideología izquierdista y fuertemente anticatólica, siendo su personalidad más admirada Benito Juárez, el gran perseguidor de la Iglesia mexicana. Le llamamos MALO pues, dado que su nombre verdadero es Manuel Andrés López Obrador, sus verdaderas iniciales son MALO. Para conocer mejor quién es verdaderamente este hombre, vean esta entrevista de Bosco Abascal: La Secta del Peje.