English French German Spain Italian Dutch Russian Portuguese Japanese Korean Arabic Chinese Simplified

viernes, 14 de diciembre de 2018

EL TARRO DE MIEL

Franciscanos de la Inmaculada: aplastados sin misericordia por "el papa de la misericordia"


Un artículo interesante, acerca de las tácticas de Roma para destruir a las comunidades conservadoras o tradicionalistas.


"A un enemigo rodeado, debes dejar una vía de escape." Sun Tzu.

Por Patrick Archbold

En la Parte 1, Parte 2, y Parte 3 de esta serie, hemos cubierto bastante territorio, revisado las numerosas acciones de este papado y sus apparatchiks para aplastar sistemáticamente cualquier resistencia a su programa modernista progresista.
Hemos visto cómo utilizan y abusan sistemáticamente del proceso de visita apostólica para demoler cualquier orden o prelado que consideren demasiado tradicional o que no forme parte suficientemente del equipo, sin sentido de justicia, orden o debido proceso. Hemos visto cómo los cambios en las reglas y modelos de gobierno de las religiosas, aunados a la probada capacidad y voluntad de aplastar a los recalcitrantes, hacen que la vida monástica contemplativa tradicional no pueda sobrevivir. Hemos visto cómo han cambiado las reglas sobre cómo los obispos pueden erigir independientemente institutos de vida consagrada en su diócesis, dando efectivamente al Vaticano el poder de veto si no les gusta.  Una vez más, en el contexto de su probada voluntad de destruir a un obispo a través de la visita, es probable que no haya un obispo que siquiera intente desafiar este asunto.  Esto no deja escapatoria para los religiosos tradicionales.
Y hemos visto cómo el proceso del sínodo se ha transformado en algo irreconocible, algo que sólo tiene la capacidad de decirle al emperador, de una manera preestablecida, lo maravillosa que es su nueva vestimenta.  Este último sínodo fue secuestrado y produjo un documento que en gran parte trataba de un tema ni siquiera discutido, la sinodalidad misma.
Los medios de comunicación católicos aprobados por el Politburó les dirán que la sinodalidad consiste en descentralizar el gobierno de la Iglesia más cerca del pueblo en forma de una conferencia episcopal.  Esto, obviamente, no podría estar más lejos de la verdad. 
En una increíble validación de la mentira, antes de que la tinta se secara en el documento del sínodo sobre la sinodalidad, el Papa intervino personalmente para castrar públicamente a la Conferencia de Obispos Católicos de los Estados Unidos (USCCB) antes de que pensaran siquiera en discutir la posibilidad de hacer algo inútil sobre el escándalo del abuso. Fue un gran espectáculo, incluso para los observadores veteranos de la Iglesia. Para entender de qué se trata el empuje por la sinodalidad, hay que mirar el patrón descrito arriba.  En cada paso, han restringido los derechos de los obispos y otros grupos a actuar por su cuenta y bajo su propia autoridad de una manera que entra en conflicto con el superdogma del Vaticano-Segundismo. La sinodalidad no se trata de dar poder a las conferencias episcopales, como se demostró indiscutiblemente en Baltimore.  Se trata de restringir la capacidad de cada obispo para actuar por su cuenta.  Se trata de asegurarse de que ningún obispo ortodoxo extraviado pueda ser un bastión de la tradición y un espacio seguro para el catolicismo tradicional.
No puede permitir que se formen nuevos grupos de religiosos en su diócesis, no puede invitar a las monjas tradicionales a instalarse en su diócesis, y si hace algo demasiado tradicional, estará recibiendo una visita apostólica por el crimen de no llevarse bien con su conferencia episcopal. Todo esto ha consistido en cortar todas las vías de escape para los católicos tradicionalistas.
Bueno, eso no es del todo cierto.  Algunos caminos de escape los dejarán abiertos. Abrí este ensayo con una cita de Sun Tzu: "A un enemigo rodeado, debes dejar una vía de escape".  Corta todos los caminos de escape menos uno.  Ponga a su enemigo en un solo lugar haciéndole creer que no tiene otro lugar a donde ir.
Todo hasta aquí en mi serie de ensayos ha sido sobre lo que ya han hecho, con un análisis mínimo y aún menos especulación.  Quiero ser sincero en cuanto a que lo que sigue es especulativo, pero basado en las tácticas demostradas que ya hemos discutido.  Si se ven suficientes jugadas en el tablero, se empieza a discernir el plan de juego.
Creo que la prueba clave de lo que puede estar por venir está en una reciente historia de la Conferencia Episcopal Italiana (CEI), sólo que tuvo poca repercusión. Voy a notar que la CEI es una conferencia de obispos en la cual el Papa Francisco realizó una toma de poder sin precedentes y colocó a su hombre escogido a mano en la cima, haciendo de la CEI una subsidiaria de propiedad absoluta de Francis Inc.
Hace unas semanas, en una reunión de la CEI, un obispo se levantó (esto no sucedería sin la aprobación de Bergoglio) para atacar el Motu Proprio Summorum Pontificum del Papa Benedicto XVI.  Abogó por la posición contraria a la del Papa Benedicto, de que la misa tradicional HA SIDO ABROGADA, y que el Papa Benedicto procedió de premisas falsas y que el Summorum Pontificum debería ser retractado.
Mons. Redaelli, obispo de Gorizia (que sabemos que ha obtenido el título de licenciado en derecho canónico en la Pontificia Universidad Gregoriana), afirmó que el Antiguo Misal de Juan XXIII había sido abrogado por Pablo VI (y esto en contra de lo declarado por Benedicto XVI en el Motu Proprio precisamente) y por lo tanto el Summorum Pontificum, puesto que las premisas legales desde las que se origina son erróneas, es ineficaz en la parte en la que afirma la continuidad de la validez del antiguo misal y reconoce hoy en día su vigor inalterado. Por esta razón, el motu proprio es un "sinsentido" legal y la liturgia del "Tridentina" no ha sido legítimamente restablecida por el motu proprio y no puede ser considerada liberalizada.

Lo que hay que entender es específicamente lo que hizo el Summorum Pontificum y por qué quieren que se vaya, a la luz de todo el contexto de todo lo que ya hemos discutido. En primer lugar, notemos que en Italia la Misa Tridentina apenas es un problema. La mayoría de las veces se encuentra en las grandes ciudades y son dirigidas por grupos dedicados a ello, la FSSP, ICKSP, y la FSSPX.  Hay muy pocas Misas Tridentinas diocesanas aprobadas en Italia, así que ¿por qué les importaría? Les importa por lo que el Summorum Pontificum hizo específicamente: estableció el derecho para CUALQUIER sacerdote a decir la misa tradicional SIN el permiso del Obispo o de Roma. Esto es lo que hay que eliminar. Esta es una escotilla de escape que no pueden tolerar.
El título de esta serie de ensayos ha sido "Cisma actuante".  ¿Cómo se convierte un cisma de facto en uno real?  ¿Cómo se consigue que los fieles católicos estén en el exterior, vistos como si estuvieran en cisma?  Para rodear al enemigo, debes cortar todas las demás vías de escape. Hay que llevar a los enemigos, a los católicos tradicionalistas y a los conservadores, a un solo lugar donde se sientan más seguros, antes de que caiga el bombardeo.  Pero el bombardeo viene.
Quieren eliminar el derecho individual de los sacerdotes a decir la misa tradicional en latín, para que sólo podamos obtener la misa de sus fuentes aprobadas.  Hace unos años, cuando parecía que el Vaticano estaba a punto de reconciliarse con la FSSPX, se corría el rumor de que si esto sucedía, todas las comunidades de Misas Tradicionales serían llevadas a los auspicios de la SSPX, de modo que la SSPX sería el único lugar para obtener la misa tradicional. La SSPX estaba destinada a ser el Tarro de Miel, el lugar para reunir a todos los recalcitrantes bajo un mismo techo, donde yacen a la espera del golpe final. La SSPX no ha caído en la trampa, pero creo que el plan sigue siendo el mismo.
Creo que tienen la intención de acabar con Summorum Pontificum y el derecho individual de los sacerdotes a decir la misa y obligar a todos los católicos tradicionales a acudir a una o a unas pocas fuentes aprobadas, tal vez a la FSSP y a la ICKSP o a alguna comisión de Ecclesia Dei, si no pueden cerrar el trato con la FSSPX.
En mi próximo artículo discutiré lo que veo como las posibilidades una vez que nos tengan a todos en un solo lugar para tratar de hacer realidad el cisma.

FUENTE