English French German Spain Italian Dutch Russian Portuguese Japanese Korean Arabic Chinese Simplified

lunes, 14 de noviembre de 2016

COMENTARIO ELEISON Número CDLXXXVII (487) - 12 de noviembre de 2016

¿Clérigos Conscientes? – II
Palabras de mentes corruptas no pueden provechar
Sino para mentir, engañar, seducir, traicionar.
La semana pasada estos “Comentarios” plantearon la cuestión de si el Superior General de la Fraternidad San Pío X (SG para abreviar) sabe lo que está haciendo cuando constantemente hace declaraciones contradictorias, ahora a favor de la Tradición Católica, ahora en línea con los Romanos y su Revolución Conciliar. En el mejor de los casos, el SG sería meramente un liberal confundido y confundidor, desgarrado entre Catolicismo y Conciliarismo. En el peor, sería un verdadero lobo con piel de oveja, usando las palabras sólo como instrumentos políticos para habilitar a los Romanos a absorber la Fraternidad otrora católica de Monseñor Lefebvre dentro de su Neo-Iglesia Conciliar. La Fe está en juego. Es importante para muchos sacerdotes y laicos también ver claramente si el SG es un pastor o un lobo, o algo entremedio. Vean el último número de la revista bi-mensual francesa “Sous la Bannière” para una muy clara respuesta de un sacerdote resistente francés, el Padre Olivier Rioult.
Él comienza a partir del comunicado del SG del 29 de Junio que siguió a la reunión de Superiores de la FSSPX mantenida previamente cerca de Ecône y cita frases de este comunicado que podrían reasegurar a algunos Católicos que la FSSPX está volviendo a la vía Tradicional. Pero, dice el Padre Rioult, el SG en el pasado ha dicho tan a menudo una cosa y hecho otra que sus palabras no tienen ningún valor en cuanto a la verdad concierne. Ellas son, como con incontables políticos modernos, meramente instrumentos de política a ser usados o abusados según la ocasión lo requiera, en este caso para hacer que la FSSPX se someta a las autoridades de la Neo-Iglesia sin que siquiera se dé cuenta de lo que está sucediendo. La prueba está en las acciones del SG. Obras son amores, no las buenas razones. Lo que el SG realmente quiere decir se juzga mejor por sus acciones, las cuales obran constantemente a favor de Roma Conciliar.
He aquí algunas de ellas – la aceptación del “levantamiento” de las “excomuniones” en el 2009, la aceptación de jurisdicción oficial para confesiones y de jurisdicción oficial para que el SG emita juicios de primera instancia en casos dentro de la FSSPX; la sumisión a citar nombres de ordenandos para el sacerdocio en Estados Unidos, y la aceptación de tolerancia diocesana para las ordenaciones sacerdotales en Alemania. Yendo en la misma dirección dentro de la FSSPX, está la progresiva democión o purga de los oponentes del SG a su política romana y su promoción de sustitutos dóciles, a menudo jovenzuelos relativamente ineptos para estas responsabilidades más pesadas. Y el Padre Rioult apunta que esta serie de acciones está claramente en línea con la declaración conjunta del SG y del Número Dos en Roma, el Cardenal Müller, emitida luego de su reunión de ellos dos en Septiembre de 2014, en que “procederían por etapas… tomándose el tiempo necesario para neutralizar dificultades… con miras a alcanzar la reconciliación total”.
Este procedimiento paso a paso, dice el Padre Rioult, tiene la gran ventaja para ambos partidos de evitar cualquier momento inequívoco tal como la firma conjunta de un documento público que arriesgaría alertar a los seguidores de la Tradición sobre lo que está pasando. Tal como es, las contradicciones del SG crean confusión y si éstas son suficientemente “sutiles” o “delicadas” ponen a los Católicos a dormir, aquellos que no están vigilando y rezando. Así, las palabras del SG son meramente formuladas como una cortina de humo para ocultar, especialmente de los sacerdotes de la FSSPX, lo que realmente se trae entre manos, porque si suficientes de entre ellos se despertaran y concientizaran, sería mucho más difícil para él persuadir a Roma de que puede traer a toda la Fraternidad dentro de la Neo-Iglesia, que es lo que Roma quiere par a poner fin al principal cuerpo de resistencia a su religión del Nuevo Orden Mundial. Ya en el 2012 el SG tuvo la amarga experiencia de haber montado todo, como él pensó, para la liquidación, solamente para ver que Roma rechazó el acuerdo porque en ese preciso momento sus tres compañeros obispos en la FSSPX estaban todos contra el acuerdo, como Roma bien lo sabía. La Neo-Iglesia necesita paralizar a la Tradición, de una vez por todas.
Recen por los sacerdotes de la FSSPX, para que ellos no se dejen engañar por la mafia de Menzingen, la bloqueen y finalmente se deshagan de ella.
Kyrie eleison.