English French German Spain Italian Dutch Russian Portuguese Japanese Korean Arabic Chinese Simplified

domingo, 6 de noviembre de 2016

COMENTARIO ELEISON Número CDLXXXVI (486) - 05 de noviembre de 2016

¿CLÉRIGOS CONSCIENTES? – I
Cuando los hombres destruyen el trabajo de Dios, ¿están conscientes?
Deben haber visto, al principio. Clérigos, ¡tened cuidado!
Un lector de estos “Comentarios” acaba de plantear una pregunta que alguna vez se preguntaba a menudo, tal vez ahora con menos frecuencia, pero todavía de interés: ¿Está el Superior General de la Fraternidad de San Pío X (SG para abreviar) consciente de cómo se contradice a sí mismo? – en Julio de este año él llamó a una nueva Cruzada de Rosarios “exclusivamente” para obtener el Triunfo del Corazón Inmaculado a través de la Consagración de Rusia, mientras que más recientemente afirmó que Roma quiere que la FSSPX llene importantes posiciones en la Iglesia para ayudarla a superar al modernismo. La contradicción es clara porque los clérigos que actualmente están ocupando posiciones en Roma están ciertamente opuestos a la Consagración tal como la pidió Nuestra Señora, y las razones para eso están profundamente arraigadas.
Escriban al Padre Guy Castelain a Le Moulin du Pin, F53290 Beaumont-Pied-de-Boeuf, Francia, para una copia del excelente editorial en su Boletín de la FSSPX de este mes, donde expone 10 razones por las cuales el Vaticano II es el obstáculo principal para la Consagración de Rusia a Nuestra Señora. Muy brevemente, la Consagración representa involucramiento político contra neutralidad política, el reinado de Cristo contra Su destronamiento, Catolicismo contra libertad religiosa, el Papa contra colegialidad, la única verdadera religión contra ecumenismo, el Corazón Inmaculado contra una glorificación de la dignidad humana olvidando la mácula o pecado original, la única verdadera Iglesia contra la salvación en otras religiones, paz por el Papa Católico contra paz por “el Espíritu de Asís” y así sucesivamente. No en balde el Papa Francisco le dijo a Vladimir Putin quien vino a verlo y le expresó un interés en la Consagración: ¡“Nosotros no hablamos sobre Fátima”!
Ahora, políticas humanas y políticos pueden resolver por compromiso muchos de los choques entre hombre y hombre, pero las 10 razones del Padre Castelain prueban que el choque entre Fátima y los Conciliaristas no es otro que el choque entre la “vieja” religión de Roma, tan fresca como la eternidad, y la “nueva” religión del Vaticano II, tan marchitada como el pecado. He aquí uno de esos choques entre Dios y el hombre donde el compromiso político está descartado. En 1973, ¿no advirtió Nuestra Señora en Akita, Japón, que “. . . la Iglesia será llenada con agentes de compromiso…”? La pregunta para el SG es entonces, ¿está consciente de que él es un “agente de compromiso”? ¿Ve o no ve que él está promoviendo una contradicción irreconciliable? Si él lo ve, entonces es un mentiroso, sea cuando él promueve Fátima o sea cuando él protege a los Conciliaristas, o ambas. Si por el contrario él no lo ve, entonces es ciego.
Cierto número de Católicos están ya convencidos que su última llamada para una Cruzada de Rosarios es meramente una táctica política para engañar a sus seguidores más Tradicionales. Ciertamente, en su primer período como SG, muchas de sus palabras y acciones indican que él sí veía en ese entonces el choque tan claramente como Monseñor Lefebvre lo vio. Pero debe haber habido un punto de inflexión desde ese entonces, cuando, en lugar de adherirse a los intereses de Dios, él deseó también servir a los intereses de los hombres. Esto no se puede hacer (Gál. I,10), pero como muchos de nosotros, él quería tener su pastel y comerlo también, y la naturaleza es experta en disfrazarse a sí misma como gracia, dice la Imitación de Cristo. Entonces debe haber seguido un tiempo de transición durante el cual él estaba voluntariamente ciego, pero si la ceguera voluntaria continúa por demasiado tiempo se vuelve ceguera habitual, lo cual es un terrible castigo de Dios. Con seguridad entre el 2006 y el 2008 Nuestra Señora obtuvo para él gracias más que suficientes para que él viera lo que estaba haciendo pero, como los Conciliaristas y Macbeth, en su lugar él “no se retiró de su mar de sangre” (Acto III, Escena 4) – el de la Iglesia. Como los Conciliaristas en Roma, él ciertamente necesita nuestras oraciones.
Lectores, si ustedes desean ver claro, recen el Rosario, y si en nuestros tiempos tan oscuros desean no dejar nunca de ver claro, recen todos los 15 Misterios del Rosario cada día. La Madre de Dios no puede fallarles.

Kyrie eleison.