English French German Spain Italian Dutch Russian Portuguese Japanese Korean Arabic Chinese Simplified

martes, 12 de diciembre de 2017

12 DE DICIEMBRE: FIESTA DE NUESTRA SEÑORA DE GUADALUPE




Mexicanos, tengamos esperanza, aunque por todos lados nos aflijan los males y nos inquieten los temores. Mientras que se halle entre nosotros la Imagen Soberana de Guadalupe, bien podrá suceder que la nave de la Religión sea combatida por vientos recios y por olas tan altas como los montes; pero jamás lloraremos su naufragio: la verdadera y legítima libertad podrá ser amenazada, atacada, disminuida, pero no llegará a perderse absolutamente. 

Seremos en cualquier sentido angustiados; pero en ninguno destruidos: humillados; pero no abatidos: lloverán sobre nosotros los males; pero la Imagen de Guadalupe resplandecerá al fin a nuestros ojos como el sol después de las más furiosas tempestades.

Tal es nuestra esperanza, benignísima Virgen, fundada en tus prodigios, en tus promesas y en una experiencia muy dilatada.

Ningunos acontecimientos serán capaces de arrancarla de nuestros corazones, ningunos temores de perturbarla, porque después de la fe divina en Jesucristo tu Hijo, nada nos es más estimable que la fe en el milagro de tu Imagen de Guadalupe. 

Que estas dos creencias, ¡oh María dulcísima! sean siempre las guías de nuestros pasos, y el consuelo de nuestras aflicciones, que sean el principio de nuestra felicidad en la vida presente, y que la vista clara de la hermosura de Dios y de la tuya las corone a ambas en la eternidad. Así sea.

Del sermón predicado el 12 de diciembre de 1833, por el señor Cura don Luis Gonzaga Gutiérrez del Corral.