English French German Spain Italian Dutch Russian Portuguese Japanese Korean Arabic Chinese Simplified

domingo, 28 de agosto de 2016

NUEVA CONFERENCIA ACUERDISTA DE MONS. FELLAY


Con la prelatura personal: "para ustedes no hay cambio. Únicamente que estarán reconocidos como católicos"

FUENTE (Extracto de los Videos 5 y 6)
Conferencia del 24 de agosto de 2016 en Nueva Zelanda.

Hablando sobre las declaraciones de Mons. Pozzo de que no tienen que aceptar todo el concilio:
Es tan sorpresivo, durante 50 años nos han dicho que debemos aceptar estos puntos, nos condenaron por eso, ¡Y ahora dicen que somos libres! ¿Qué está pasando?
Tomando los elementos que tengo en mis manos, puedo decir que este cambio de posición no es algo positivo sino negativo. Les explicaré lo que significa. Significa que ahora hay en la Iglesia problemas tan graves, tan aterradores para la existencia de la Iglesia, que la Congregación de la Fe es forzada a revisar su posición para con nosotros. Entonces la Congregación para la fe tiene que lidiar con estos problemas y dar la impresión de poner nuestro problema a un lado, cuando de hecho desde hace tres años el Cardenal Muller nos dijo en una junta que estábamos ocupando un tiempo precioso cuando tenían gravísimos problemas. Sí, están enfrentando problemas enormes. Y cuando aparentemente nosotros éramos el problema, ahora nos ven como la solución.
Hay que entender algo que es mucho muy interesante: los excesos del papa actual ha causado que empiece la reacción. Ahora está abierta, ya no está escondida, no, ahora tenemos cardenales, tenemos obispos; que están abiertamente contradiciendo esta nueva tendencia, la tendencia de golpear a la moral e inclusive la doctrina. Hay entre 26 y 30 cardenales que han atacado abiertamente estas posiciones morales. Y hay muchos obispos. [¿Y han logrado frenar a Francisco y demás liberales extremos?] Ellos dicen que hasta el punto que nosotros hemos perdido el monopolio de la impugnación, de la protesta. Hasta hace pocos años éramos los únicos. Ahora yo diría que hemos perdido el monopolio de estos ataques. Hay más fuertes, otros más débiles, pero es muy interesante porque esto es nuevo. Es una catástrofe para la Iglesia pero es bueno que finalmente hay una reacción. Y esta reacción está creciendo. Y esta gente es inteligente y se da cuenta que lo que nosotros hacemos es lo correcto.
Hubo una junta de la CDF con todos los obispos, cardenales, todos los miembros. Y solamente hubo un cardenal que dijo que la FSSPX debía aceptar todo el concilio. Y otras voces dijeron: esta gente sólo ha hecho una cosa: repetir lo que la Iglesia siempre ha enseñado. Yo digo entonces que hay una evolución no solo interesante sino muy importante. No muy visible, pero bastante interesante. [Una "evolución" totalmente incapaz de oponerse eficazmente a la revolución]
Y nosotros todavía no hemos firmado nada, queremos más claridad. Ahora bien, Mons. Pozzo ha dado por lo menos cuatro entrevistas precisando estos puntos: No necesitan aceptar Nostra Aetate, no necesitan aceptar el ecumenismo, no necesitan aceptar la libertad religiosa para ser católicos. Estos elementos no son el criterio para ser católico. Hace tres años decían lo contrario. Es una evolución bastante importante.
Pero ahora consideremos a esos hombres de Iglesia para los cuales el Vaticano II es el fundamento de todo, ¿creen que estarán contentos con esta declaración? Entonces yo espero que estos modernistas se levanten y presionen a Roma y entonces veremos cómo Roma reacciona. Un profesor austriaco dijo que la FSSPX era el caballo de Troya en la Iglesia. Tenemos a los judíos, unas organizaciones judías que afirman que reconocer a la Fraternidad como católica sin obligarlos a aceptar Nostra Aetate, es absolutamente inaceptable. Entonces vamos a ver si Roma se mantiene en su palabra. Si no lo hace y dice que la Fraternidad debe aceptar estos puntos, permanecemos como somos.  Si Roma dice que estos puntos no son obligatorios, no creo que lo haga, pero veremos. Esta es la situación presente, muy interesante, realmente, realmente interesante. Realmente podría ser el comienzo del cambio en la posición de la Iglesia acerca del concilio. Si esto se hace realidad, el fin del Vaticano II ha comenzado. [Con tantas y tan graves ilusiones en la mente del Superior General, es más bien el fin de la FSSPX lo que ha comenzado]
Estoy seguro de que esto no sucederá sin una gran lucha, pero esta vez ya no estamos solos. Este es un punto muy importante. Y el argumento que dice que luego nos obligarán a tragarnos todo, o que nos obligarán a callarnos; y la respuesta es que esto se terminó, ya no somos los únicos en hablar. El tiempo en que pudieron detenernos u obligarnos a callar [¿Cuándo los herejes modernistas detuvieron a la FSSPX o la obligaron a callar?] ha terminado, porque no somos los únicos.
[Lee una carta recién recibida por parte de un obispo] "¡La Iglesia los necesita!"
Esto es para que sepan lo que está pasando en la Iglesia. Y un obispo que dice que son muchos obispos que cuestionan el Vaticano II. No estamos solos, incluso en la Jerarquía de la Iglesia.
¿Qué es lo que Roma nos ofrece? Un primer punto es que no estaremos bajo los obispos, [las vírgenes necias de la FSSPX no estarán en manos de los jefes subalternos de la banda violadores, sino que dependerán directamente del jefe de la banda. Maravilloso panorama] ¿han visto lo que la pasó a San Pedro y las otras? Están completamente bloqueadas porque están completamente en las manos de los obispos. Y de hecho Roma nos está ofreciendo un nuevo cuerpo con un obispo a la cabeza, este obispo escogido por el papa, de tres nombres presentados por la Fraternidad y tomados de la Fraternidad. Este obispo tendrá autoridad sobre los sacerdotes, los religiosos que quieran ser miembros, y sobre los fieles. Todos los fieles que pertenezcan a este cuerpo tendrán el derecho estricto de recibir todos los sacramentos de los sacerdotes de la Fraternidad. Todos los sacramentos, matrimonio incluido. El Obispo tendrá derecho a tener escuelas, seminarios, religiosos, incluso fundar nuevas congregaciones religiosas. Y aceptar a aquellos que quieran unirse. Es como una súper diócesis. [o, mejor dicho, "súper ilusión" y "súper trampa". Sobre esto ver acá y acá]
En otras palabras, para ustedes no hay cambio. Únicamente que estarán reconocidos como católicos.
Entonces hay que permanecer prudentes. Pero ustedes no se pueden imaginar nada mejor que lo que se ofrece. No pueden pensar que es una trampa. No es una trampa. Si alguien nos ofrece algo como esto únicamente es porque quiere el bien para nosotros. Porque quiere el bien de la Tradición. Es imposible pensar que tal cosa sea hecha por enemigos. Los enemigos tienen muchas otras maneras pero no esta.
Ustedes dirán ¿entonces por qué no acepta? Bueno, necesito estar seguro que esto es verdad.
Esto está sucediendo porque hay gente que todavía tiene conciencia de lo que está pasando en la Iglesia y buscan ayuda. El mismo Mons. Pozzo me dijo que debería abrir un seminario en Italia. ¡Incluso nos ofrecen abrir un seminario en Italia! ¡Ahora! ¡Esto no es una trampa! ¡Es porque necesitan sacerdotes!
Entonces para mí realmente no es imposible que estemos en el punto de retorno de la historia del concilio Vaticano II.
En cuanto a nosotros, esperaremos hasta que la Providencia nos muestre de manera suficientemente clara que es el momento de hacer un movimiento. Hasta ahora no hay decisión tomada. No sé si será mañana o en un año, no tengo idea. Debo permanecer en la realidad y luego seguir a la Divina Providencia. Lo interesante es que cada día hacemos más… victorias si quieren llamarlo así. Pero la última es que podemos ordenar libremente a nuestros sacerdotes sin el permiso de los ordinarios locales. Lo tengo por escrito.
Entonces, sí, las cosas evolucionan en la dirección correcta. No piensen que sería una gran victoria, si somos reconocidos, yo les digo, sería el principio de una gran lucha.