English French German Spain Italian Dutch Russian Portuguese Japanese Korean Arabic Chinese Simplified

miércoles, 25 de mayo de 2016

EL CARD. MÜLLER PONE EN JAQUE A MONS. FELLAY

El Cardenal Müller espera que la FSSPX reconozca las enseñanzas del concilio disputadas
Por Edward Pentin.
El Cardenal Gerhard Müller dijo que espera que la FSSPX, quien siempre se ha opuesto a las declaraciones sobre la libertad religiosa y el ecumenismo del concilio Vaticano II, “reconozca sin reservas” la libertad de religión como un derecho humano y la obligación al ecumenismo.
En una entrevista a la edición de junio de la publicación alemana Herder Korrespondenz, el prefecto de la Congregación para la Doctrina de la Fe dijo que si uno “quiere ser completamente católico, debe reconocer al Papa y al concilio Vaticano II”.
En la entrevista, el Cardenal Müller dijo que espera un reconocimiento de todas las declaraciones del Concilio que se ocupan de estos temas, reportó el sitio católico austriaco Kathpress,Mayo 24.
Sus comentarios llegan después de los reportes de que la FSSPX, que continúa oponiéndose a enseñanzas clave del concilio Vaticano II respecto al ecumenismo, libertad religiosa y aspectos de la reforma litúrgica, estaría próxima a ser reconocida por la Santa Sede.
En 1988, el fundador de la Fraternidad, Mons. Marcel Lefebvre, ordenó a cuatro obispos contra los deseos expresos del Papa “San” Juan Pablo II. Los cinco incurrieron en excomunión automática y, a pesar que Benedicto XVI levantó las excomuniones de los cuatro obispos en 2009, la Fraternidad ha permanecido en una situación canónica irregular.
A principios de este mes, el superior general de la FSSPX, Mons. Bernard Fellay, dijo al Register que algunos en Roma le señalaron a la Fraternidad que ahora era posible cuestionar las enseñanzas del concilio en estos temas “y permanecer católicos”.
 “Esto también significa, que el criterio que nos impondrían, para probar que somos católicos, ya no son estos puntos”, dijo. “Para nosotros sería muy importante”.
Asimismo, destacó que Roma dos diferentes enfoques: “Debemos distinguir la posición del Papa que es una cosa, y luego la posición de la CDF”, dijo Mons. Fellay, quien también insistió que la FSSPX no comprometería su posición. “Ellos no tienen el mismo enfoque pero tienen la misma conclusión que es: terminemos el problema reconociendo a la Fraternidad”.
Añadió que estaba “persuadido, por lo menos en parte, por un enfoque diferente” que significada darle “menos importancia al problema que nosotros consideramos importante, que es el concilio: esto significa disminuyendo la obligatoriedad del concilio”. El Papa, dijo Mons. Fellay, ve la doctrina como “un obstáculo al tratar con la gente” y, en su deseo de ver a “todos salvados”, desata la soga de seguridad “para llegar a nosotros”.
Pero el Cardenal Müller, cuya insistencia a que la FSSPX se adhiera a la enseñanza del concilio es claramente más pronunciada que la del Santo Padre, dijo Herder Korrespondenz que uno no puede descartar al concilio “sólo como una charla pastoral” sólo porque no adoptó dogmas obligatorios.
El prefecto de la CDF dijo que ningún papa proclamó nunca la Resurrección de Cristo como un dogma ex cathedra [infalible], pero aun así “pertenece al centro del credo, es su fundamento”.
 “Declaraciones clave, incluso si no son proclamadas ex cathedra [infalible], son, para nosotros los católicos, esenciales”, dijo, añadiendo que “no es aceptable tomar uno y dejar el otro”.
El Cardenal Muller dijo también en la entrevista que uno no debe estar fascinado por cada homilía de un obispo o un papa. Sólo el magisterio, que es una declaración de fe, requiere ser aceptado, subrayó el cardenal, de acuerdo al reporte de Kathpress.
 “La libertad religiosa como un derecho humano fundamental y la libertad para proteger la religión con respecto a la revelación sobrenatural en Jesucristo son reconocidos por todos los católicos sin reservas”, dijo en referencia a las declaraciones relevantes del concilio.
El reconocimiento del concilio Vaticano II "no es un obstáculo excesivamente alto" para superar, dijo, agregando que era más bien "el remedio adecuado para entrar en la plena comunión con el Papa y los obispos en comunión con él."
El prefecto de la CDF afirmó además que la relación del Papa Francisco con la FSSPX no difiere de la del Papa Emérito Benedicto XVI. “Él ve a éste y a grupos similares como católicos, pero todavía en camino hacia la unidad católica plena”.
Antes en este mes, el Papa Francisco dio a entender que la reconciliación podría estar cerca, diciéndole al diario católico francés La Croix  el 16 de mayo que la FSSPX son “católicos en camino a la comunión plena” y que “dialogamos bien, hacemos un buen trabajo”.
Él recibió también a Mons. Fellay por primera vez en audiencia privada el mes pasado, y dijo a La Croix que “es un hombre con el que se puede dialogar”.
El año pasado, el Papa realizó la primera apertura hacia la Fraternidad anunciando que las confesiones de la FSSPX serían válidas y lícitas durante y después del año jubilar de la misericordia. Hasta entonces, Roma los consideraba como canónicamente inválidas porque carecían de la jurisdicción necesaria.