English French German Spain Italian Dutch Russian Portuguese Japanese Korean Arabic Chinese Simplified

lunes, 11 de diciembre de 2017

FRANCISCANOS DE LA INMACULADA: DESTRUCCIÓN BERGOGLIANA CASI COMPLETADA



Adelante la Fe


Ya hemos tenido por varios años las primicias y reportes de noticias relacionadas con la destrucción de los Franciscanos de la Inmaculada por manos del papa Bergoglio – tanto de los Frailes (FFI) como de las Hermanas (HFI). Han sucedido muchas cosas, mayormente entre las sombras, que no han sido reportadas.
Abajo hay unas simples viñetas con lo que nos han contado recientemente. Provienen de múltiples fuentes, tanto de dentro como de fuera de la orden. Pero todo debe quedar registrado para la historia, por lo tanto lo publicamos hoy. Lo hacemos, tal como hemos hecho durante años, enfrentando tanto abusos como amenazas por hacerlo. Cabe mencionar que casi la mitad de los FFI que solicitaron la visitación original ya no son parte de la orden. Como le sucedió al procurador imperial que acusó a Santa Bernardita, saben que se equivocaron y es de esperar que estén arrepentidos. Por favor, lean nuestras observaciones abajo, así como una predicción instruida de lo que se avecina para la orden.

·     A las HFI (hermanas) les asignaron un comisionado (Noris Adriana Calzavara del Suore Rosarie di Udine) y dos co-comisionados, por medio de un decreto de la Congregación para los Institutos de Vida Consagrada. Dado que la Congregación no tenía el decreto aprobado en forma específica por el Papa, quedó abierto a ser cuestionado en la Signatura. El cuestionamiento resultó primero en la reducción de poderes de los comisionados. Parecía que un nuevo cuestionamiento conduciría a la anulación total del decreto este año.

·        Sin embargo, antes de anularse, la Congregación se acercó al papa Francisco y obtuvo su aprobación personal para renovar el nombramiento del mismo comisionado. Sin dudas, esto fue muy desmoralizante para las hermanas, quienes pensaron que estaban a punto de recuperar su autonomía.

·        Las HFI recibieron la orden de su comisionado de no aceptar postulantes por tres años. Las hermanas, que según nos dijeron rondaban las 500 antes de los ataques, hoy no llegan ni a la mitad de ese número.

·        Ahora las HFI están cerrando su casa en New Bedford, Massachusetts, finalizando su misión en Norteamérica debido a que no quedará ni un convento en los Estados Unidos.

·        A comienzos del año, los FFI (Frailes) fueron forzados a cerrar y finalizar la misión en Australia. Hemos escuchado que las hermanas también podrían retirarse, pero no tenemos un reporte sólido como para confirmarlo al 100%. Nos sentimos obligados a reportarlo por si llega a haber alguna probabilidad de exponer y de presionar para que esto no suceda.

·    Al mismo tiempo del cierre de la misión en Austria, el arzobispo Ramón Cabrera Argüelles de Lipa, fue “renunciado” de su episcopado. Era culpable de haber aprobado una asociación pública de fieles que habían sido FFI, pero como eso no es un crimen fue acusado – y aparentemente incriminado – por algo no relacionado con esto.

·     Entre enero y febrero, los comisionados de los FFI hablaron sobre la realización del Capítulo General del Instituto en septiembre de este año. El Capítulo debía aprobar nuevas constituciones y elegir un nuevo Ministro General, mientras que la aprobación de la Congregación pondría fin al período bajo un comisionado. Múltiples fuentes nos cuentan que los principales objetivos de reforma serían el Voto Mariano y la pobreza en común (es decir, la norma por la que no solo los miembros individuales sino también el Instituto como persona legal no pueden tener propiedades).

·       Según muchos de los frailes, el Voto Mariano ha sido eliminado de la nueva fórmula de profesión promulgada con “dudosa legalidad” y utilizada en las profesiones de Italia en septiembre del año pasado. Los frailes no juraron vivir en consagración total a la Inmaculada (que se corresponde con tres obligaciones jurídicas definidas en sus constituciones actuales), sino que juraron una disponibilidad total para ir a las misiones en vistas de su consagración (que es la tercera de dichas obligaciones).

·        Sorprendió a quienes pidieron un comisionado, que el asunto de la misa tradicional en latín desapareció y fue reemplazado por otros cambios que ellos no deseaban. Podría llegar a incluirse alguna prohibición sobre ese asunto, pero claramente no está entre los principales intereses de los comisionados.

·        Obviamente, el Capítulo General no se ha realizado. Es razonable suponer que se debe a que no obtendría el fin deseado (el destrozo de las constituciones), aunque en realidad no dieron una razón.

·        Tal vez, el número de frailes interesados en la eliminación del Voto Mariano podría ser contado con los dedos de una mano, o quizás con un solo dedo. Por lo tanto es necesario (1) hacer trampa para manejar el número de miembros votantes del capítulo, o (2) convencer a los votantes de que el Voto Mariano no ha sido eliminado sino simplemente clarificado, o (3) encontrar frailes deseosos de votar por constituciones que no les gustan pero están dispuestos a aceptarlas por motivos secundarios (respeto exagerado por la Santa Sede, miedo a represiones, etc.)

·       Otra posible (y probable) razón por la que el Capítulo General no se ha realizado es que los comisionados no consiguieron aún el control de los bienes manejados por el Instituto. Estos bienes pertenecen a organizaciones sin fines de lucro controladas por laicos, por lo tanto el Instituto no tiene verdadera posesión de nada. A comienzos de febrero, cuando la Congregación y los comisionados pensaron que podían realizar el capítulo en septiembre, el P. Stefano M. Manelli fue ordenado a entregar toda posesión de los bienes del Instituto, pero él respondió simplemente que no tenía poder legal para hacerlo.

·   Mientras podría decirse con cierta seguridad que el número de hermanas ha sido reducido a la mitad, no podemos reportar el actual número de frailes, aunque sabemos de muchos que abandonaron la orden por otra o por el mundo. Sabemos de seminaristas – ¡algunos que estaban a punto de ser ordenados en varias posiciones el día que se cerró el seminario! – que han perdido sus vocaciones. Solía haber un anuario listando todos los monasterios y frailes, pero los comisionados ya no los publican. Ni siquiera distribuyen una lista de direcciones y números de teléfono de los monasterios.

·    El futuro de las hermanas está relacionado con el de los frailes. Debido a que su legislación es similar, si los frailes aprueban las nuevas constituciones, es de esperar que las hermanas aprobarán constituciones similares.

OBSERVACIÓN FINAL: Nuestra mejor y más estudiada predicción para el progreso de esta situación es que los frailes se negarán a aprobar las nuevas constituciones. La mayoría de ellos sabe lo que significaría aprobarlas. E incluso algunos de los frailes que empezaron este lío por su rechazo a la misa tradicional en latín no querían que se tocaran los votos. Y eventualmente, las hermanas también se negarán. Cuando los comisionados y Francisco finalmente decidan que no hay camino viable para las nuevas constituciones, suprimirán la orden por completo.
Si bien parece sorprendente, no debiera serlo. La destrucción Bergogliana ya lleva casi cinco años en funcionamiento. Los prelados y sacerdotes herejes y órdenes defectuosas progresan bajo este pontificado – los que abrazan la Palabra de Cristo y la tradición de la Iglesia son perseguidos.
¡Al menos estamos en Adviento, Cristo se acerca!
¡Ave Maria!
Pulse aquí para ver un vídeo de los Franciscanos de la Inmaculada antes de la intervención